Tratamiento farmacológico de la obesidad

La reciente comercialización de nuevos medicamentos para perder peso en el tratamiento del sobrepeso y la obesidad ha abierto una nueva vía de tratamiento de una enfermedad crónica compleja y con elevado índice de recaídas.

El tratamiento farmacológico favorece pérdidas de peso mayores y más prolongadas que el tratamiento convencional sólo con dieta, ejercicio y cambios conductuales.


¿Por qué cuesta tanto perder peso?

Es relativamente fácil conseguir perder peso en el corto plazo, pero es muy complicado mantenerlo a largo plazo.

Los motivos se deben en parte a la dificultad para mantener el tratamiento médico-nutricional en el tiempo (por abandono o falta de adherencia) y a los mecanismos fisiológicos que se ponen en marcha para luchar contra la pérdida continuada de peso (se produce un aumento del apetito y disminución del metabolismo basal denominada “adaptación metabólica”).



Criterios para la indicación de fármacos en obesidad:

Los fármacos para perder peso deben utilizarse siempre en combinación con una estrategia nutricional ajustada al estilo de vida del paciente, ejercicio y modificación de conducta, pero nunca como único tratamiento ya que los resultados en pérdida de peso no serán los deseados.

Su uso requiere una prescripción médica para que sea dispensado en farmacia y se recomienda supervisión por un endocrino para comprobar su eficacia y seguridad. Actualmente estos fármacos no están financiados por el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Se puede valorar su prescripción en pacientes con un índice de masa corporal (IMC) ≥ 30 kg/m2 y aquellos con IMC ≥ 27 kg/m2 con al menos una comorbilidad asociada (hipertensión, dislipemia, apnea del sueño, diabetes tipo 2, etc).


Análogos de GLP-1


Indicaciones:

Es un grupo farmacológico utilizado en pacientes con diabetes mellitus tipo 2, y que gracias a sus buenos resultados en reducción de peso se ha aprobado recientemente su uso también en personas con sobrepeso tipo 2 y obesidad.


Financiación:

Estos medicamentos solo están financiados por el SNS en personas con diabetes que cumplan estrictos criterios: diabetes que requiere un mejor control glucémico junto con obesidad (IMC> 30 kg/m2). Además se caracterizan por sus beneficios en reducción de enfermedades cardiovasculares como infarto o ictus en pacientes con diabetes.


Mecanismo de acción:

Aparte de regular el nivel de la glucosa en sangre (sin producir hipoglucemias) en personas con diabetes, actúan sobre el sistema nervioso central inhibiendo el apetito, mientras que a nivel gastrointestinal retrasa el vaciamiento gástrico produciendo saciedad precoz al poco tiempo de iniciar la ingesta.


Fármacos disponibles en España en Sobrepeso tipo 2 y Obesidad:

Actualmente el único medicamento disponible en España de este grupo para perder peso es Saxenda® (Liraglutida) y pronto llegará Wegovy® (Semaglutida), GLP1 de inyección semanal y aún de mayor potencia que el primero.


Fármacos disponibles en España en Diabetes tipo 2 con Obesidad:

Con esta indicación tenemos disponibles actualmente Victoza® (Liraglutida), Ozempic® (Semaglutida), Rybelsus® (Semaglutida en versión vía oral) y pronto llegará Mounjaro® (Tirzepatida), el primer agonista dual de los receptores GLP-1 y GIP.

Orlistat

El orlistat es un inhibidor de las lipasas gástrica y pancreática que reduce la absorción de las grasas procedentes de los alimentos en aproximadamente un 30%. Su efecto sobre la reducción de peso es menor que los análogos de GLP-1. Entre sus beneficios está la mejora en los niveles de glucosa en sangre, tensión arterial y perfil de colesterol.

Los principales efectos secundarios también son gastrointestinales, derivados de su mecanismo de acción (diarreas por malabsorción de grasas, dolor abdominal, etc). Estos efectos tienden a remitir si el paciente limita de forma adecuada la ingesta de grasas.

En España se presenta en cápsulas de 120 mg (con prescripción médica) y de 60 mg.


Fármacos sin indicación específica en obesidad:

Fluoxetina

Es un antidepresivo aprobado en España sólo para el tratamiento de la depresión, trastorno obsesivo-compulsivo y bulimia. En los ensayos clínicos realizados a los 6 meses, la mayoría de los pacientes presentan pérdidas de peso superiores a placebo, pero al año de tratamiento la mitad recuperan el peso perdido.

Por ello, estos fármacos tienen una utilidad limitada en la obesidad aunque se podrían plantear como fármaco de elección en los pacientes obesos con depresión, ya que muchos otros antidepresivos producen ganancia de peso.


Metformina

La metformina es una antidiabético cuya única indicación en el momento actual es en el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2, aunque también se puede emplear en personas con prediabetes, resistencia a la insulina o mujeres con síndrome ovario poliquístico. En varios estudios se ha demostrado que la metformina induce pérdidas de peso estadísticamente superiores a placebo aunque clínicamente poco significativas (< 5%).


Topiramato

Fármacos antiepiléptico asociado con pérdidas de peso significativas con respecto a placebo.

¿Necesitas una consulta?


Solicite cita y encuentre el tratamiento más adecuado para su caso.


Pedir cita
CONTACTO