Nutrición para pérdida de peso

Tras una primera entrevista clínica completa, según los hábitos de alimentación y características de cada persona, se establece un plan estratégico de alimentación (comúnmente denominado dieta) que pasa por diferentes fases de tratamiento.

Plan de alimentación

Por lo general, inicialmente se busca una pérdida rápida de peso y saludable, ya que los estudios demuestran que esta mayor pérdida inicial aumenta la adherencia al tratamiento y el mantenimiento a largo plazo.

Posteriormente según la evolución se transita por diferentes fases hasta llegar a una dieta equilibrada de mantenimiento que consiga una reeducación nutricional, siendo el objetivo que el cambio de hábitos permanezca en el tiempo para que la pérdida de peso sea definitiva

A cada paciente se le entrega material con las pautas de alimentación a seguir en las próximas semanas según la estrategia nutricional recomendada, junto con un menú semanal como ejemplo que pueda servir de guía y aporte nuevas ideas. Las pautas serán sencillas y fáciles de seguir, sin tener que contar calorías o pesar alimentos.

En la primera consulta, el análisis médico de composición corporal proporciona una información de gran utilidad para establecer el plan nutricional y el tipo de ejercicio físico más adecuado para cada persona. Durante el seguimiento permite monitorizar de forma objetiva los cambios sobre la masa muscular, grasa y masa ósea, con el fin de que la pérdida de peso sea controlada y saludable, es decir a expensas de grasa y preservando la musculatura.

Seguimiento

Objetivos durante el seguimiento:

  • Identificar y corregir los posibles errores en la alimentación u otros factores que han favorecido el incremento de peso.
  • Pérdida de peso saludable bajo control médico, personalizado y realista, enfocado a una pérdida mantenida en el tiempo mediante una proceso de reeducación alimentaria y adquisición de hábitos de vida saludables, sin olvidar que la pérdida debe ser a expensas de grasa.
  • Vigilar y evitar en lo posible la pérdida de masa muscular (especialmente en personas con con bajo desarrollo muscular o de edad avanzada), ya que esta pérdida asocia un enlentecimiento del metabolismo y aumenta el riesgo de recuperar el peso perdido a medio-largo plazo ("efecto rebote").

¿Necesitas una consulta?


Solicite cita y encuentre el tratamiento más adecuado para su caso.


Pedir cita
CONTACTO